Chicles de Sandia 

El chicle ha sido uno de los mayores descubrimientos del hombre, hablando de chuches, pues no solo nos ha traido grandes beneficios como salvarnos en momentos inesperados, sino también gran sabor encontrando así que esta industria ha crecido mucho teniendo ahora todo tipo de variedades, casi tantas como las gominolas.


Mostrando 1 - 4 de 4 productos
Ver Más

Pues en el mundo de los chicles puedes encontrar variaciones por sabores, por tamaños, por formas, por presentación, por sabor, por si tienen azúcar o no, por calorías, por frescura, si son especiales para dientes o no, para diabéticos, sin gluten, orgánicos, de color, con juguete, entre otras categorías más.

Siendo la del sabor una de las más destacadas pues esta categoría es quizás la que marca más a los consumidores ya que aquí los gustos se dividen además de que al final esta resulta ser la más relevante pues que importa el tamaño cuando se tiene el sabor que quieres.

Entre las muchas opciones de sabores que existen podemos encontrar los sabores frutales, hechos a imagen y semejanza de las frutas reales. Siendo así que podemos encontrar un chicle destacado por estar hecho de una gran fruta, literal, una gran fruta llama sandía; así es, existen también chicles de sandía.

Así que hoy estás de suerte pues podrás conocer todo lo que tienen los chicles de sandía para ti, podrás conocer su anatomía que comienza en la parte externa y va avanzando hasta su contenido, hasta lo que sentiremos y experimentaremos después de que metimos ese chicle a nuestra boca.

Si estás listo para una aventura de gran sabor es mejor que te abroches el cinturón pues entraremos en una aventura de la que saldrás con antojo de masticar un chicle, o comerte una rebanada de sandía, depende que es lo que tengas más a la mano en este momento.

El color está en la parte externa

¿Alguna vez te has puesto a ver detenidamente una barra de chicle? ¿Qué es lo que la distingue? ¿Hay algo que te despierte la atención? ¡Así es! Pues si bien los chicles son deliciosos, muchos de sus diseños no son más que aburridos.

Y es que pensar en una barra blanca, alargada y plana no despierta nada de alegría visualmente hablando, siendo aquí donde nación uno de los mitos más comunes de los chicles: son aburridos, cuando en realidad esto no es así, solo mira que tienen los chicles sabor sandía para ti.

Pues si bien existen también las clásicas versiones de chicles sandía como lo son las barras planas blancas y también las esferas de colores, también podemos encontrar otro tipo de opciones mucho más divertidas como lo son las que fabrica chuches fini, así es, fabrican un tipo colorido de chicles.

Nadie imagino que alguna vez podrían meterse una versión de sandía reducida, con todo y su forma y sus colores a la boca, por lo que ahora podrás sorprenderte cuando te des cuenta que existen opciones que emulan a las clásicas sandías en forma y color, más no en tamaño, como un buen recurso para darle más alegría a los chicles de sandía.

Siendo así que podemos hablar que la anatomía externa de los chicles sabor a sandía está conformado por una forma redonda, un tanto ovalado, como una sandía clásica con un color verde marcado por rayas de un verde más obscuro.

Esto hace que comer chicles de sandía sea mucho más divertido ya que no todo sucede en la boca, logrando así encantar a los ojos, llamar su atención, darles un poco de sandía también a ellos a través de un diseño colorido y también divertido.

El interior: una explosión de sabor

Comer chicles es toda una experiencia, eso debes saberlo y si no lo sabes es mejor que no te lo explique, solo toma un chicle, mételo a tu boca y dime que sientes tras dar la primera mordida ¿Una explosión de sabor? ¿Un viaje a los recuerdos del pasado? ¿Qué está pasando?

El interior de un chicle es quizás mucho más importante que el exterior, por eso aún encontramos chicles aburridos, planos, blancos, pues la sensación que se vive tras el primer mordisco, y las mordidas subsecuentes, la intensidad y el sabor es lo que nos engancha, nos enamora, nos une al chicle.

En los chicles sabor a sandía es lógico que el sabor sea ese, sandía, encontrando así que tras la primera mordida podrás sentir una explosión de sabor fresco, de una fruta dulce y muy divertida, que irá inundando tu boca haciendo que la sandía sea tu nuevo sabor, tu nuevo olor y hasta color.

Podrás encontrar así distintos tipos de chicles pues desde los que tienen solo sabor a sandía dentro hasta los que incorporan un relleno se dieron cuenta que mucho de los esfuerzos deben estar concentrados en el interior, pues como todos nos han dicho, siempre vale más lo que tengamos dentro que lo que mostremos por fuera.

Así que si viste un chicle de sandía y quedaste maravillado con el color, ahora podrás quedar aún más encantado con el sabor pues si es bonito por fuera lo es más aún por dentro.

Vive una experiencia de comer chicles, y también de comprarlos, pues nuestra tienda en línea tiene todo lo necesario para hacer que comprar chicles en tiendas físicas sea cosa del pasado, así como también los envíos lentos, los productos de mala calidad, entre otras cosas pues nuestra meta es revolucionar la manera en que un chuche llega a ti.